viernes, 27 de noviembre de 2015

Mitos sobre finalizar la ducha con agua fría

¿Sirve para la piel?


La salud o la apariencia de la piel no cambian por terminar la ducha con agua fría. Y ahí muere uno de los mitos más extendidos, ese que afirma que la práctica sirve para reafirmar los tejidos; descartado sin investigaciones concluyentes. “Desde el punto de vista dermatológico, el agua fría no ayuda realmente. No hay evidencia de que tenga efecto alguno. Los presuntos resultados positivos de esta costumbre son más bien mitos. Sí hay estudios que demuestran que tiene efectos positivos desde otras perspectivas, por ejemplo, la cardiovascular”, dice Irene Araya, dermatóloga de Clínica Santa María.