jueves, 14 de julio de 2016

Programación mental y salud

Es tan fuerte la programación mental que se recibe de los demás cuando es repetitiva, que la gente cree ciegamente ciertas afirmaciones, aun cuando se demuestre científicamente que son falsas. Por ejemplo la frase “No te pares en la corriente de aire o pescarás un resfriado”. Se escucha tantas veces que las personas llegan a convencerse que es así. Cuando se resfrían, inmediatamente piensan en qué momento estuvieron en una corriente de aire y, especialmente, si se mojaron además. Y no registran las miles de veces que estuvieron en una corriente de aire y no se resfriaron.